La ofensiva de la 4T contra comunidad de la ciencia y la cultura, se hizo evidente cuando el Conacyt arremetió contra el doctor Antonio Lazcano y lo sacó de la Comisión Dictaminadora del Sistema Nacional de Investigadores.

Lazcano se inconformó y emprendió una batalla legal. Tres años después un juez amparó al doctor que había sido acusado, aunque usted no lo crea, de “haberle fallado al pueblo de México”.

La verdad es que los que siguen fallándole a la nación son los mandos del Conacyt que usan su cargo para ajustar cuentas con rivales políticos, reales o imaginarios, y para trasladar dinero antes dedicado a la ciencia a las obras de infraestructura de la 4T.

A todo se dedican menos a promover la ciencia. La ofensiva no cesa, pero puede afirmarse que el doctor Lazcano, y junto a él la comunidad científica del país, demostraron en los tribunales que la verdad les asiste.   |  Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.