La Cámara de Diputados aprobó con 339 votos a favor, 155 en contra y dos abstenciones, las modificaciones del Senado a la ley que permite a las Fuerzas Armadas realizar labores de seguridad pública hasta 2028. Pasó a los Congresos locales para su aprobación. El proceso ha sido especialmente difícil, pues los opositores estaban en contra, sin embargo, la labor del secretario de Gobernación, Adán Augusto López y del senador Ricardo Monreal fue fundamental. Dialogando se otorgó una prórroga de hasta tres años para que las FA realicen tareas de seguridad pública, con presupuesto garantizado por una década. De dientes para afuera claman no a la militarización, pero su postura en contra se ablandó a favor del país y no de intereses partidistas. La ley va.   |  Se detalla en “Frentes Políticos” de Excelsior.