“Los mexicanos no confían en su aparato de justicia, ante la idea de que hay arreglos para que una de las partes pierda en un proceso”, afirmó Arturo Zaldívar, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. “Las y los mexicanos no confían en su justicia, y porque, además, cuando se es juez o jueza y se resuelve un caso, siempre hay una parte inconforme, porque siempre hay una parte que pierde, que podrá atribuir esa derrota a razones metajurídicas, incluso de corrupción y de favoritismo”, expresó. Así, la solución, dijo, es que “los jueces y juezas federales tenemos que acercarnos a la sociedad. Una sentencia bien elaborada, bien argumentada, que no llega a la gente, no abona a la legitimidad”, indicó. Cierto. No la tienen fácil.   |  Se detalla en “Frentes Políticos” de Excelsior.