Una tormentosa noche de septiembre, un joven como de 20 años regresaba del trabajo a su casa, en un patio de vecindad donde lo esperaban su madre y sus hermanas para cenar. Después de la cena, se quedaron platicando. Más tarde, él se levantó y salió al patio para ver a un amigo que vivía junto en un cuarto. Sus familiares oyeron un grito de espanto, mientras se iba la luz y se soltaba un aguacero. Los vecinos corrieron para averiguar lo que sucedía, y vieron al muchacho irse despavorido. Después les contó que había visto al diablo allí. A muchas personas también las asustaron, por lo que no se ocupó nunca más esa vivienda. Esto ocurrió en el fraccionamiento Lerdo de Tejada en Xalapa.

 

– Historias, cuentos y leyendas de Xalapa/Alberto Espejo

 

Hay que rescatar las tradiciones de México, por lo que debes leer la Edición Especial de Calaveritas de Golpe Político que próximamente publicaremos.