Manuel Huerta lo anticipó: “la gente ya entendió lo que son sus derechos ciudadanos, que es libre para emitir su voto como quiera, por eso nosotros dormimos tranquilos y serenos. Después del 2 de junio platicamos”.