La megafarmacia del presidente Andrés Manuel López Obrador se inaugura hoy y hay quienes se preguntan si realmente servirá o será otro intento fallido de corregir los problemas de salud en el país. El mandatario ha dicho que esta nueva estrategia permitirá corregir el desabasto sostenido que ha habido en esta administración, el cual, de acuerdo con el propio IMSS, alcanzó los 5 millones de recetas no surtidas en 2019; en 2020 fueron 15.8 millones; en 2021, 22 millones y, en 2022, superó los 12 millones de recetas. Para los médicos, la megafarmacia no es útil, pues hay medicamentos de uso inmediato que deben estar en los hospitales y no en una bodega que tardaría incluso más de 24 horas en llevarlo del Estado de México al sur o al norte del país. Así, este viernes, el presidente cortará el listón inaugural. ¿Una inauguración más a medias? | Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.