La Familia Michoacana se ensaña con el Edomex. La banda criminal cuyos jefes conocidos son los hermanos Hurtado Olascoaga, que son demonios que andan sueltos por Tierra Caliente. ¿Por qué no los han capturado o eliminado? Porque han recibido protección de autoridades de lo tres niveles de gobierno. No hay otra explicación lógica. Protección a cambio de sobornos, se entiende.

Esta banda se ha dedicado a exprimir a cualquier persona que tenga una actividad productiva en municipios del Edomex en particular los que colindan con Michoacán. El caso más reciente son los vendedores de pollo que se dijeron hartos de que los extorsionen. Ya amagaron con hacerse justicia con propia mano.

En cualquier momento se registrará una nueva masacre que hará palidecer a la de Texcaltitlán. Es inadmisible la omisión de las policías y la ineficacia de las fuerzas federales, sobre todo porque los extorsionadores no se ocultan, no operan en la oscuridad, hacen sus amenazas y cobros a plena luz del día. En muchos casos hay policías en las inmediaciones, pero los uniformados prefieren ver para otro lado. | Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.