Nos hacen ver que el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Ángel Mancera, cambió su manera de pensar en menos de una semana. Su rechazo a la reforma que autoriza al presidente el uso de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública hasta 2028, ahora se convirtió en un voto a favor de esta modificación. Algunos se preguntan si el repentino cambio de postura del senador tiene que ver con que hace solo unos días se revivió el tema de la investigación de una red de espionaje ilegal que funcionó durante su gestión como jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Ayer, ante el pleno, argumentó que su voto a favor no tenía que ver con temas políticos, sino que él simplemente buscaba dotar a las Fuerzas Armadas de un marco jurídico en su actuación. ¡Ah, que don Miguel Ángel tan bipolar!   |  Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.