EXCÉLSIOR

Ciudad de México, 2 de octubre de 2022.- La marcha del 2 de Octubre de este 2022 congregó a cuatro mil participantes, informó el secretario de Gobierno de Ciudad de México, Martí Batres. La movilización partió de la Plaza de las Tres Culturas hacia el Zócalo capitalino.

A través de su cuenta de Twitter detalló que la marcha del 2 de Octubre concluyó con saldo blanco. Además aseguró que «no hubo enfrentamiento alguno».  En la manifestación también participaron cien concertadores y ‘chalecos naranja’ de la Secretaría de Gobierno de Ciudad de México.

Setecientos treinta policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) vigilaron la movilización de este domingo.

Previamente, Batres Guadarrama había informado que se había decomisado una mochila que contenía bombas molotov que se tenía planeado usar durante la manifestación: «Hay unas 40 personas embozadas con mochilas cargadas». Martí Batres y Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) de Ciudad de México dieron seguimiento a la marcha del 2 de Octubre desde el Centro de Monitoreo.

A diferencia de otros años, esta ocasión la Marcha del 2 de Octubre terminó alrededor de las 16:00 horas.  La caminata inició a las 12:30 horas desde la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.

Participaron integrantes del Comité de 1968, estudiantes, diversas instituciones educativas, organizaciones sociales y algunos sindicatos.

Durante la marcha se mezclaron entre los participantes, 50 jóvenes vestidos de negro y con el rostro cubierto que realizaron pintas en la fachada de comercios y mobiliario urbano

No hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías solo detonación de cohetones a un costado de Palacio Nacional.

Diversos oradores tomaron la palabra y ofrecieron discursos por aproximadamente una hora

Una vez que concluyó el evento desmontaron el templete, guardaron el sistema de altavoces y se retiraron.

Por su parte, personal de limpia del Gobierno de la Ciudad de México barrió la zona y limpió las pintas realizadas por algunos manifestantes.

Decenas de familias aprovecharon el nulo paso de vehículos para disfrutar de un agradable domingo en el centro de la Ciudad de México.