* En el 2022 se canalizan $1,500 millones a través de programas para el Bienestar y Sembrando Vida para apoyar a pequeños productores: Víctor Suárez

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., 02 de octubre del 2022.- Veracruz está en un proceso de recuperación de su sector agroalimentario, después del abandono de más de 30 años de los gobiernos federal y estatal neoliberales que lo descuidaron y se dedicaron a la corrupción y al saqueo, por lo que ahora el gobierno de la 4T canaliza en el presente año más de 1,500 millones de pesos para apoyar a los pequeños productores.

Esto lo afirmó Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), quien dijo que ese recurso se encauza principalmente a través del Programa de Producción para en Bienestar y del Programa Sembrando Vida, apoyando con un jornal de 5 mil pesos para trabajar en sus parcelas de 2.5 hectáreas a fin de impulsar sistemas agroforestales.

Entrevistado recientemente durante su estadía en esta capital, a donde acudió a clausurar Primera Jornada Informativa y de Análisis Contexto Actual de la Cafeticultura en México, efectuada en esta capital, resaltó que en más de 30 años el campo estatal fue abandonado y los subsidios para este sector se utilizaron para beneficiar a una minoría de grandes agricultores, principalmente del norte y noroeste del país, así como a los amigos y compadres de los altos funcionarios.

En todo ese tiempo, dijo el funcionario federal, esos recursos nunca llegaran a la gente más necesitada, a la gente de abajo, de las regiones campesinas e indígenas y que ahora en el actual régimen “la mayor parte del presupuesto se destina a pequeños productores de granos básicos, de café, de caña de azúcar, de miel, de cacao, chile y amaranto”.

En ese tenor, señaló que en el gobierno de Cuitláhuac García “estamos llegando a rescatar el campo con dos grandes acciones: una acción de muchos programas sociales, de bienestar para las regiones más necesitadas y para las poblaciones de más bajos ingresos, que son programas de Bienestar y, por otro lado, los programas de fomento productivo, que son de producción para el Bienestar”.

En ese tenor, destacó que en la entidad veracruzana se apoyan a más de 200 mil pequeños productores con un apoyo directo y con acompañamiento técnico, a través de los programas Sembrando Vida, de Precios de Garantía y el de Bienpesca, con lo que ayudará a rescatar el agro veracruzano y centrado esto, principalmente, en el pequeño productor, no en el gran productor como antes.

Dejó en claro que ya no se roban el dinero de los subsidios al campo, porque se entregan directamente y sin intermediarios a los productores.

Además, recalcó que de manera paralela se está impulsando un cambio en los temas de producción para que “ésta se haga con menos venenos, con menos agrotóxicos, con menos demanda de insumos externos, para transitar a una agricultura saludable, sustentable, con producción local de semillas y bioinsumos”.

“Es un proceso de transición que estamos encaminando aquí en el estado de Veracruz y estamos teniendo resultados que gradualmente revertirán el grado de abandono que se tuvo por muchas décadas”, subrayó.

Reconoció que ha habido quejas en este proceso de transformación, “pero si se fijan en el monto de recursos que se canalizan ahora con el de antes, no hay comparación, y los apoyos llegan a las familias más necesitadas y tan es así que la mayor parte de la población en Veracruz respalda a su gobernador y respalda al presidente Andrés Manuel López Obrador. Que hay quejas, que hay insuficiencias, sí, es normal”, resaltó.

¿Pero las quejas son en el sentido de que no hay un incentivo a producción, sino que son apoyos asistenciales? Se le preguntó.

¿No hay incentivos a la producción? Por qué la producción está creciendo en el estado de Veracruz y en todo México y por qué se tiene una balanza comercial agroalimentaria superavitaria como nunca, respondió.

Finalmente, insistió que ahora hay un precio de garantía para el maíz, hay un precio de garantía para el frijol, para la leche y todo eso busca lograr la autosuficiencia alimentaria, la autosuficiencia para la producción de las familias, en primer lugar.