De vez en cuando hay buenas noticias. La SCJN concedió al INAI la posibilidad de que su pleno sesione con solo 4 comisionados, con lo que el Instituto Nacional de Transparencia podrá retomar sus trabajos.

No es una solución integral pues está pendiente el nombramiento de tres comisionados más, pero se logró sortear los obstáculos puestos por la maquinaria oficialista que ha tenido al INAI en la mira desde el inicio de la administración.

De hecho en la votación de la SCJN los ministros afines al gobierno votaron en contra de esta posibilidad. Por el bien de todos, se quedaron cortos.

El presidente y su gobierno son alérgicos a la transparencia. Hay demasiadas cosas que quieren mantener lejos del ojo público, por algo será.   |  Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.