Yazmín Hernández

Xalapa, Ver., 05 de julio de 2024.– Los trabajadores que protestaron y tomaron la escuela de bachilleres “Antonio María de Rivera” podrían ser sancionados por afectar a más de 900 alumnos al dejarlos sin clases este viernes 5 de julio, confirmó el secretario general del Sindicato Magisterial Veracruzano (SMV), Ramón Domínguez Polo.

En entrevista, afirmó que los maestros y personal administrativo que se mantiene en paro de labores podrían ser sancionados a través de actas administrativas, debido a que la manifestación carece de representatividad legal.

Los docentes que exigen la reinstalación de José Antonio Higareda Urdapilleta como director, impidieron el ingreso a los estudiantes la mañana de este viernes.

“A los maestros se les puede llamar la atención porque no hay una representatividad legal que diga que se hace responsable como sindicato de defender y justificar a los socios”, señaló.

El líder sindical enfatizó que el director cesado no permitió que la organización sindical llevara su caso.

“La toma no va a resultar porque hay una sanción. Se tiene que hablar con las autoridades educativas. La sanción que le dieron fue el cese como director y ya no supe por qué, ya que acudió con su abogado, no permitió que el sindicato llevara su caso”, apuntó.

Domínguez Polo reiteró que el paro de labores es sin siglas sindicales y los docentes y administrativos podrían ser acreedores a una sanción por abandonar sus espacios laborales.

Algunas madres y padres de familia comentaron que no hay transparencia en el ejercicio de los recursos económicos que son recaudados a través de las cuotas de inscripción al inicio de cada semestre.