* El titular de la Unidad Inteligencia Financiera informó que se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República contra Latinus

 

EL UNIVERSAL

 

Pablo Gómez, titular de la Unidad Inteligencia Financiera (UIF), rechazó que la dependencia a su cargo investigue o persiga al periodista Carlos Loret de Mola.

Sin embargo, en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador de este miércoles 2 de julio en Palacio Nacional, el titular de la UIF informó que se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra Latinus, el 20 de mayo de 2021, en la cual, afirmó, Loret de Mola ni otro periodista de esta empresa aparecen en estos señalamientos.

“Loret de Mola no es parte de una denuncia que ha presentado la UIF hace ya varios años en contra de los delitos de corrupción y operación con recursos de procedencia ilícita, que a juicio de la UIF ha estado cometiendo un consorcio que se denomina Latinus.

“Nosotros no andamos haciendo indagatorias. No tenemos ningún registro ni llevamos ningún archivo en relación con lo que dicen expresan, o de alguna manera mencionan los medios de comunicación, ni los periodistas en lo individual ni en las redes abiertas (…) No se trata de persecuciones, muchos menos contra personas que se tiene la connotación de ser enemigos jurados del gobierno”, dijo Pablo Gómez ante López Obrador.

Esto, luego que la semana pasada, en entrevista en el programa “Con los de Casa”, de EL UNIVERSAL, el periodista Carlos Loret de Mola denunció que la Unidad de Inteligencia Financiera inició una investigación en contra él, contra su esposa Berenice Yaber, y contra Víctor Trujillo “Brozo”.

Gómez señaló que las investigaciones que lleva a cabo la UIF sobre Latinus, el columnista de EL UNIVERSAL no aparece como accionista, codueño o con otro cargo dentro dentro de esta empresa.

“La denuncia es del 20 de mayo de 2021. Entonces no es una cosa reciente, es algo que está en la Fiscalía General de la República”, explicó.

Pablo Gómez explicó que Latinus está conformado de cinco empresas que reciben recursos públicos por actividades en el sector salud —medicinas y atención— y no por servicios periodísticos o de publicidad.

Indicó que Loret de Mola, junto con otras personas más, presta servicios y les cobra a Latinus.

“Pero Latinus es un consorcio en sí mismo, no forman parte del mismo las personas que, o los periodistas que trabajan, prestan servicios ahí y en otros lugares. Ahora, la denuncia que presentó la UIF hace años contra Latinus no lleva incluido ningún periodista, ningún profesional de la comunicación, ni persona que se dedique a esta actividad”, dijo.