* Pugnará por reformar la Ley de Aguas Nacionales para revisar y desprivatizar las concesiones otorgadas a empresas y organismos municipales

 

* Espera colaborar estrechamente con la gobernadora electa, Rocío Nahle García, para abordar estas reformas

 

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., 11 de junio del 2024.- Al señalar que entre la agenda legislativa que se impulsará en la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, además de las 18 iniciativas de reformas constitucionales que dejará el presidente Andrés Manuel López Obrador, el senador electo Manuel Huerta Ladrón de Guevara pugnará por reformar la Ley de Aguas Nacionales para revisar y desprivatizar las concesiones otorgadas a empresas y organismos municipales.

En entrevista, expresó que desde este martes empieza a trabajar para abrir el tema y airear la vida pública y social de todo lo que queremos. “Vamos a programar reuniones de lo que son los primeros consensos del Ejecutivo saliente y del entrante, relacionadas con las 18 reformas constitucionales; es un buen menú para empezar en septiembre”.

Destacó la importancia de fortalecer el bienestar del pueblo a partir de la reforma para que se amplíen las becas para todos los niños y las niñas del país como derecho universal; además de fortalecer el sistema de cuidados para las mujeres de 60 a 64 años, que consistirá en el otorgamiento de un apoyo económico de la mitad del valor de la pensión para adultos mayores, es decir, 3 mil pesos.

Además, el Senado atenderá la reforma al ISSSTE para devolver a los pensionados los recursos que se les disminuyeron con motivo de la reforma pensionaria al establecerse el sistema de cuentas individuales.

Asimismo, mencionó otras dos reformas de alto impacto para Veracruz: evitar la reelección para ampliar el sistema democrático. Aunque esto no está en la propuesta del actual presidente de la República en comisiones, se revisará y estudiará. En lo personal, se manifestó como antirreeleccionista y se comprometió a llevarlo al extremo.

Otro de los grandes temas prioritarios es la reforma al Poder Judicial, que se modificará para ciudadanizar más su operación y funcionamiento, eliminando espacios, reduciendo privilegios y ahorrando recursos que se necesitarán para atender al pueblo.

“Vamos a darnos el tiempo, vamos a abrir los oídos. Yo he manifestado que la política actual debe ser de más oídos y menos lengua. Vamos a escuchar a los interesados en la reforma del Poder Judicial y vamos a procesarla. Que la justicia llegue es urgente, pero le daremos su tiempo”, abundó.

 

Reformar la Ley de Aguas Nacionales para que el recurso sea un derecho y no una mercancía

En ese contexto, garantizó que los trabajadores del Poder Judicial nunca serán afectados en sus derechos. Al contrario, los líderes sindicales y altos mandos del Poder Judicial, al perder privilegios, creen que les afectarán, pero es al revés: la idea es quitar privilegios a los de arriba para dar más derechos a los de abajo.

Respecto al tema del agua, dijo que pugnará por reformar la Ley General de Aguas Nacionales para que el vital elemento “sea un derecho y no una mercancía”. Esto implica reformar la legislación en la materia, que ya está lista y esperando en el Senado de la República.

Explicó que dicha iniciativa se hizo con 400 audiencias y 300 consensos del Movimiento de Agua para Todos y Todas, e indicó que la ley, como la Ley General de Aguas Nacionales, busca fortalecer la democratización de los consejos de las cuencas de agua y revisar las concesiones.

Además, implicará que el 70% de las aguas destinadas a los sistemas de riego se tecnifiquen, para lo cual se necesitan inversiones. La reforma contempla también desprivatizar los sistemas de agua corruptos, como el de Veracruz-Boca del Río, y revisar los sistemas municipales y organismos similares.

Confió en que la gobernadora electa Rocío Nahle García ya esté atenta a esto, ya que hay muchas áreas de gobierno corrompidas. Como el Senado es un instrumento para ayudar a los demás poderes en la división para mejorar esas condiciones, deberá hablar con ella para ver qué están pensando los legisladores locales y federales.

De entrada, dijo que habrá una coordinación estrecha, pero en el marco de la división de poderes. El Senado deberá observar qué harán los demás con estas reformas constitucionales.