Y fue el fiscal general de Chihuahua, César Jáuregui, el que ayer salió a aclarar que el exgobernador César Duarte continúa su proceso penal y que un cambio de medida cautelar no se dará hasta que se realice una audiencia, en la que el imputado esté presente. Lo anterior, luego de que se difundiera la versión de que el exmandatario estatal ya no volvería a prisión, misma que quiso ocupar Javier Corral, quien hoy busca hacerse notar de cara a la conformación del futuro Gobierno federal. Lo cierto, nos comentan, es que todas las causas pendientes contra Duarte siguen abiertas y en espera de autorización del gobierno de EU para aplicar el principio de excepción para ser juzgado por una causa diversa a la de la extradición. Jáuregui, nos comentan, se dijo convencido de que, en el caso se van a obtener sentencias condenatorias. Habrá una sentencia ejemplar determinada por los jueces que incluirá sin duda la reparación del daño al patrimonio de la gente de Chihuahua, declaró. Lo que ocurrió en el caso es que vencieron los dos años de aplicación de una medida cautelar y ahora lo que procede es determinar qué otra debe aplicarse. Pendientes. | Se lee en “Rozones” de La Razón.