Extraña mucho que, a partir del domingo pasado, muchos integrantes de la oposición han torpedeado a los funcionarios del Instituto Nacional Electoral, con el argumento de que no se contaron bien los votos y se podría asomar el fantasma del fraude electoral, pese a que hubo una diferencia de 30 puntos en la elección presidencial. Sin embargo, hay quien acusa una esquizofrenia en algunos de los personajes de la oposición, porque por un lado atacan al INE con sus sugerencias de un fraude y sospechas de fallas y manipulación del conteo rápido y el PREP, y, por otro lado, mantienen el discurso de que en la nueva legislatura defenderán a muerte al INE. ¿Usted les entiende? | Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.