• Se mantiene a disposición de la población 20 pipas alquiladas y propias

Yazmín Hernández

Xalapa, Ver., 30 de mayo de 2024.- Xalapa enfrenta una situación crítica de estrés hídrico tras el cierre temporal de las válvulas en Quimixtlán, Puebla, llevado a cabo por pobladores de Chilchotla. Este acto ha generado una severa crisis de suministro de agua en la capital veracruzana, informó el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil.

En entrevista, explicó que, aunque el cierre fue momentáneo, las consecuencias en la ciudad se han extendido, «la presión en la ciudad es muy grave. Ya traíamos un rezago y ahora, con el cierre de las válvulas, tenemos un estrés hídrico muy fuerte que estamos atendiendo», detalló.

Al respecto, recordó que para mitigar la escasez de agua su administración mantiene a disposición de la población 20 pipas alquiladas y propias, además del apoyo de Protección Civil, que ha prestado sus pipas para abastecer a las colonias.

«Por eso hay algunas demandas de agua, 24 horas se van a atender por medio de pipas, más allá de las tuberías que están empezando a tener presión y más allá de las reparaciones», aseguró el edil.

Recordó que el cierre de las válvulas se originó en medio de demandas de los pobladores de Chilchotla, quienes utilizaron la fuente de agua como medida de presión para que el gobierno de Puebla atienda los incendios en la zona con helicópteros; sin embargo, el edil, reiteró que el cierre de las válvulas es un acto ilegal y un delito federal.

Finalmente, el alcalde, aclaró que el gobierno estatal ha intervenido para despresurizar la situación y alcanzar acuerdos con las autoridades de Puebla para que se prevengan futuros cierres. No obstante, el alcalde no descartó la posibilidad de que pudieran repetirse acciones similares en el futuro, dada la complejidad del problema.