* AMLO reconoció que hay algunas zonas del país ‘muy localizadas’ donde persisten los problemas de inseguridad y violencia, aunque, dijo, por más que los opositores hablen de ello hay estabilidad política

 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció que hay algunas zonas del país “muy localizadas” donde persisten los problemas de inseguridad y violencia, aunque, dijo, por más que los opositores hablen de ello hay estabilidad política.

Durante la conferencia de prensa mañanera, AMLO explicó que dicha violencia en algunas regiones de México tiene que ver con las bandas del crimen organizado, quienes luchan por el mercado de drogas.

“Que por más que hablen de violencia por esta circunstancia política electoral, en México, hay estabilidad política y por eso podemos ir a cualquier parte”, subrayó AMLO.

Admitió: “Y sigue habiendo problemas de inseguridad y violencia, muy localizado y por cuestiones especiales que tienen que ver con el predominio de bandas, enfrentamiento entre bandas, por la lucha de mercados, sobre todo, por el consumo de drogas”.

AMLO llamó a los mexicanos a fortalecer valores culturales, morales y espirituales para que no se incremente el consumo de drogas.

Por eso nosotros los mexicanos, sin banderías partidistas, estar pensando en fortalecer nuestros valores culturales, morales, espirituales. Evitar la desintegración de las familias para que no se incremente el consumo de droga y tenemos muchos elementos buenos, a favor, precisamente los valores

AMLO, Presidente de México

AMLO dejó en claro que “el pueblo de México no tiene una orientación hacia las drogas, por nuestras culturas, y eso hay que seguirlo reforzando, esos valores, porque si nos crece el consumo entonces sí va a ser muy difícil garantizar la paz y la tranquilidad”.

Recientemente, periódicos como The Washington Post y The New York Times publicaron reportajes sobre la expansión del crimen organizado en México, a escasos días de la elección presidencial del 2 de junio.

El Post investigó cómo los cárteles se infiltraron en el negocio de la tortilla, además de traficar droga, extorsionan a pescadores, vendedores de pollo, empresas de transporte, gasolineras. Así también, agregó, los grupos criminales intentan adueñarse del control de los gobiernos locales.

Mientras el NYT contabilizó el asesinato de 36 personas que aspiraban a un cargo público en estas elecciones, cuya violencia electoral, sostuvo, puede atribuirse a la magnitud de los comicios y el gran número de candidatos.