* Los padres advierten que de ser así lo esperarán a la salida del penalito en Playa Linda para evitar que escape

* El sujeto fue descubierto flagrancia por una vecina cuando tenía a una de las víctimas con los pantalones abajo

* Los menores agredidos tienen 13, 6 y 11 años

 

María de los Ángeles Montes Gómez

 

Veracruz, Ver., 24 de mayo de 2024.- Familiares de los menores que fueron agredidos sexualmente por un sujeto identificado como Fernando «N» en Bosques de Río Medio en el puerto de Veracruz, el pasado miércoles por la tarde, exigen a las autoridades que no sea puesto en libertad.

S.L., (mamá de uno de los menores), relató que el sujeto fue descubierto flagrancia por una vecina cuando tenía a una de las víctimas con los pantalones abajo mientras el realizaba el abuso.

Ante esto, los vecinos y padres de los menores detuvieron al sujeto, y a pesar de que algunas de las personas querían lincharlo, esto no fue permitieron dándose la llegada de elementos de la policía, quienes lo arrestaron para preceder de manera legal e interponer la denuncia iniciando un proceso en su contra.

Sin embargo y aunque la denuncia, los señalamientos y testimonios fueron hechos en tiempo y forma, incluso los menores y la testigo declararon ante la Fiscalía Especializada en Violencia contra niños y mujeres, las autoridades les indicaron que había un alto riesgo que fuera liberado por «falta de pruebas».

«Ya le tomaron la declaración, ayer el hombre lo detuvieron la policía nada más le dieron 36 horas ya mañana sale, diciendo que todavía no van a hacer nada que porque no hay pruebas suficientes que porque tienen que reunir más archivos (…) ya lo revisaron aquí en Playa Linda y no sé qué más quieren no hubo penetración pero eso deben haber querido, la niña si manifiesta que hubo penetración».

Los padres advierten que de ser así lo esperarán a la salida del penalito en Playa Linda para evitar que escape, ya que ese es su mayor temor.

«Mañana sale el tipo, si no hicieron nada el tipo estando aquí en Veracruz, si se va no van a hacer nada».

Los menores agredidos tienen 13, 6 y 11 años.