* El Secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio de las Instituciones de Salud afirmó contar con documentos que lo acreditan en este puesto dentro de la organización

* Señaló que hay un proceso jurídico que se sigue en contra de las personas que han utilizado las siglas sindicales ilegalmente

 

Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., 24 de mayo del 2024.- Hugo López Vázquez, secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio de las Instituciones de Salud (SITSIS), desmintió las acusaciones que, en días pasados, hicieron supuestos representantes sindicales de usurpación de funciones al frente de la organización.

En una conferencia de prensa, el dirigente sindical afirmó contar con documentos que acreditan su responsabilidad como nuevo secretario general de la organización sindical, contradiciendo así lo señalado por la apoderada legal (la licenciada Nora), quien afirmaba que él no podía ser secretario general.

Acompañado de Jean Paul Rodríguez González y Zaira Barradas Cruz, asesor general y representante legal del SITSIS respectivamente, López Vázquez dio a conocer que estaban siendo difamados en el sentido de que no pertenecían al Sindicato y que no podían ser secretarios generales.

Sin embargo, ellos están siendo demandados por supuestamente usurpar la dirigencia sindical, a lo que respondieron con una contrademanda. “Nos levantaron la denuncia en la Fiscalía y es la misma carpeta en la que ya estamos trabajando. Incluso, tendremos noticias la próxima semana. Les dimos la vuelta porque todos ellos (los acusadores) decían que no teníamos los documentos que comprobaran lo contrario”, añadió.

Por tal motivo, afirmó que ha sido amenazado de muerte en dos ocasiones por la doctora Sonia Ibarra Lozano. La primera vez fue en mi oficina en el Centro de Salud Miguel Alemán, donde ella fue a exigirme y amenazarme que abandonara el seguimiento de poder ser secretario general.

“Me estuvo amenazando verbalmente junto con una persona que no conozco. Ella se ostentaba como representante legal del sindicato, siendo totalmente falso. Junto con la enfermera María Verónica, ex secretaria general, se confabularon y trataron de quedarse con el sindicato”.

Ella se presentó y, como no pudo ocupar ese cargo, prácticamente no sabía ni en qué mundo vivía, por lo que presentó su renuncia en junio. Al intentar regresar, ya no pudo, porque ya estaba en trámite correspondiente ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECyA), y estaba como encargada del sindicato, intervino Zaira Barradas Contreras.

López Vázquez acusó que clonaron, robaron y utilizaron de forma ilegal el nombre, membretes, sellos y formatos del sindicato; además de hackear las redes oficiales del organismo sindical y las personales de los tres.

Además, se sustrajeron objetos de las oficinas sindicales y utilizaron indebidamente los números telefónicos de los agremiados y expidieron documentos falsos con firmas ilegales, entre otros, añadió.

Por último, hicieron un llamado a los agremiados a no preocuparse, porque están firmes y tienen toda la documentación necesaria. Para los trabajadores de Salud, los invitó a sumarse a este sindicato “porque somos la mejor opción y tenemos mucho respeto por el trabajo de todos”.

A quienes los están difamando, les pidieron que detengan sus acciones y que hagan lo que deseen, mientras ellos utilizarán la vía legal, nunca la violencia, a pesar de estar amenazados. Denunciaron y hasta aquí, concluyeron.