Lo bueno: ya no hay apagones en el país; lo malo: el Presidente de México ya anunció que se enviará o venderá a luz eléctrica a Belice, a nuestro país vecino. ¡Changos!