* El menor de edad recibió tres disparos en la puerta de la vivienda de su abuela en Paraíso. La Fiscalía descarta la hipótesis de un secuestro a su familia

 

EL PAÍS

 

“Me quedo sin aire”, gritó desesperado Dante Emiliano, un niño de 12 años, mientras estaba tumbado en el suelo. Acababa de recibir tres disparos en el abdomen en la puerta de la casa de su abuela, en Paraíso (Tabasco). “No me quiero morir”, suplicó. Un sollozo atroz que ha conmovido a México, envuelto en una espiral de violencia con más de 30.000 asesinatos al año. Dante Emiliano falleció después en un hospital a causa de las heridas. La Fiscalía estatal ha afirmado que está trabajando con las grabaciones de cámaras de seguridad y con testigos para esclarecer el crimen. De momento, la dependencia ha descartado que la agresión se debiera a un secuestro de su familia.

La calle 8 de octubre de Paraíso está apenas a un kilómetro del Ayuntamiento de la localidad. Allí el 21 de mayo, a plena luz del día, Emiliano recibió tres disparos. La información sobre el caso es todavía confusa: se desconoce si alguien llamó a la puerta de la vivienda de la abuela de Emiliano o si el menor recibió una llamada telefónica que le hizo salir afuera. Tampoco quién y por qué le disparó a un niño. “Se realiza un trabajo minucioso, el cual por el rigor de las investigaciones requiere sigilo”, ha dicho la Fiscalía de Tabasco, que dos días después todavía no ha explicado cuál es la principal línea de investigación.

Las imágenes de Emiliano en el suelo mientras esperaba la ambulancia han conmocionado al Estado. Los vecinos trataron de ayudarle y taponarle las heridas, mientras el niño se retorcía. Fue llevado al hospital regional de Petróleos Mexicanos (Pemex), situado en Villahermosa, la capital, a unos 70 kilómetros de Paraíso. Horas más tarde se anunció que había fallecido debido a que las balas dañaron órganos vitales.

El gobernador de Tabasco, Carlos Manuel Merino, no se ha pronunciado sobre el caso. Sí lo ha hecho su portavoz, Juan Carlos Castillejos, en su cuenta de X: “En relación al fallecimiento del adolescente baleado el día de ayer en el municipio de Paraíso, se informa que personal de alto nivel de la Fiscalía de Tabasco se encuentra en dicho lugar y siguen varias líneas de investigación. Al terminar las investigaciones se informará debidamente”.

Este miércoles han aparecido los cuerpos mutilados de dos personas en Comalcalco, municipio vecino de Paraíso, con un cartel en el que se lee: “Con los niños no”, “los niños no se tocan”. La Fiscalía todavía no ha confirmado si esa ejecución está relacionado con el homicidio de Emiliano.

Los agentes municipales están resguardando la casa de Emiliano, que cursaba el primer año en la Escuela Secundaria Federal José María Pino Suárez. Paraíso es una localidad de 25.000 habitantes en la costa de Tabasco. En los primeros meses de 2024, se han registrado 199 asesinatos en el Estado, uno de los más tranquilos del país, según las cifras hasta abril del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. De esos, 148 han sido por arma de fuego. No hay datos de tráfico de menores en el Estado y son seis secuestros en cuatro meses. En comparación, a nivel nacional en esas mismas fechas, se han registrado 8.318 homicidios dolosos (también 6.000 con arma de fuego), 142 secuestros y cuatro casos de tráfico de menores en todo el país.