* Un particular pretende apropiarse para realizar una construcción en beneficio propio

* Afirmaron que el presunto propietario, un notario, un abogado y algunos obreros estaban presentes, pero todos se negaron a identificarse y solo dijeron que ya tenían papeles firmados

 

Sergio Aldazaba

Boca del Río, Ver., 21 de mayo del 2024.- Habitantes del fraccionamiento La Tampiquera salieron en defensa de una de sus áreas verdes, que aparentemente un particular pretende apropiarse para realizar una construcción en beneficio propio.

Este martes, los colonos en las inmediaciones de la cancha y el parque en la calle Pescadores, entre Minatitlán y Catemaco, notaron la presencia de un grupo de personas que comenzaban a delimitar el terreno.

 

De inmediato salieron a cuestionar qué pretendían hacer en dicho sitio, a lo que les respondieron que colocarían polines para marcar cómo quedaría dividido, ya que el lugar ahora tiene dueño.

“Dijo que alguien se lo vendió el año pasado. Por sentido común, si yo compro un carro, voy y lo veo para verificar su estado. Si yo compro un terreno, voy y veo el terreno físicamente para comprobar cómo es”, señaló Alonso Salud Carrillo Acosta, en representación de los vecinos.

Afirmaron que el presunto propietario, un notario, un abogado y algunos obreros estaban presentes, pero todos se negaron a identificarse y solo dijeron que ya tenían papeles firmados por para iniciar labores.

No obstante, los vecinos relataron que esa cuadra fue donada hace 60 años a los residentes del fraccionamiento. La ocuparon para construir la iglesia de San Judas, el atrio, una escuela, el parque y la cancha.

“La ley establece que la única forma de revertir una donación es si hay ingratitud de la persona a la que le fue donada la cosa, y además tiene que haber un procedimiento donde el que donó se desiste de la donación total, no de un pedazo de la donación para vendérselo a quién sabe quién”, manifestó Carrillo Acosta.

Al ser confrontados, el grupo de personas que presuntamente pretendían apoderarse del área verde dijo que ya tenían la propiedad y los permisos del ayuntamiento de Boca del Río, pero no se les permitió continuar.

Incluso, afirmaron que al colocar uno de los polines dañaron el pavimento y junto con él un cable de energía, por lo que llamaron a la CFE para la reparación de daños.

Finalmente, el presunto dueño y sus acompañantes se retiraron, amenazando a los vecinos con denunciarlos por el delito de despojo, a lo que estos respondieron que permanecerán vigilantes para impedir que se apoderen del área.