Mal se vio Máynez ayer en su visita a Xalapa, el candidato a la Presidencia de la República demostró que es un pedante y un patiño de la política.