Gildardo Lugo 

Emiliano Zapata, Ver., 10 de abril de 2024.- Con la presencia de autoridades del Gobierno de Veracruz y de las localidades, el Ayuntamiento de Emiliano Zapata rindió homenaje al héroe de la Revolución Mexicana en el 105 aniversario luctuoso de quien luchó por la justicia social y el agrarismo durante la Tercera Transformación de México.

La jornada cívica inició con el izamiento de la bandera nacional a media asta por el gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez en la plaza “Mártires de la Batalla de Cerro Gordo”, seguido de una guardia de honor con autoridades estatales y municipales en el parque “Tierra y libertad” de Rinconada, donde se ubica la estatua de más de 7 metros de altura del Caudillo del Sur.

El busto escultórico del Generalísimo en la localidad Villa Emiliano Zapata “Carrizal” también fue sede de una guardia de honor encabezada por el presidente municipal Erick Ruíz Hernández y autoridades del ejido. La conmemoración continuó en la explanada del Palacio Municipal en la localidad Dos Ríos, en la que una guardia de honor se presentó al pie de la estatua de Zapata que se ubica ahí.

“Aunque intentaron silenciar la lucha agrarista, los ideales de justicia y el honor del Generalísimo Emiliano Zapata viven y son un compromiso a seguir el día de hoy”, afirmó Ruíz Hernández, quien más tarde encabezó la develación del busto escultórico del prócer en la Biblioteca Municipal de Chavarrillo Pueblo, el cual fue entregado a las autoridades del ejido en días pasados.

Durante los eventos, Erick Ruíz resaltó que existe orgullo agrarista en el municipio de Emiliano Zapata, en donde existen varios ejidos. “Somos conscientes de que el pueblo que olvida su pasado está condenado a repetirlo, por eso honramos la memoria del Caudillo del Sur y para que siempre prevalezca que ‘La tierra es de quién la trabaja’”, dijo.

El Generalísimo Emiliano Zapata se mantuvo en lucha tras el ascenso del general Venustiano Carranza como presidente del país, pues el mandatario no reconoció su Plan de Ayala promulgado en 1911. Por ello, siguiendo órdenes del Ejército Constitucionalista, el coronel Jesús Guajardo se infiltró en el ejército zapatista y un 19 de abril de 1911 en la Hacienda de Chinameca, Morelos, mandó a asesinar a traición a Emiliano Zapata.

Esta información es de carácter periodístico, ajena a cualquier partido político.