*Familias tienen miedo de volver a vivir la explosión de ductos de Pemex de hace 22 años

Manuela V. Carmona/ corresponsal en Orizaba y municipios de las Altas Montañas

Nogales, Ver., 25 de marzo de 2024.- Luego de que las llamas de los incendios forestales que se registran en la zona del Encinar, Balastrera, Palo Verde y Chicahuaxtla, el sistema DIF Municipal de Nogales, instaló cinco albergues temporales en donde se podría atender a las familias que pudieran ser desplazadas de sus viviendas por esta contingencia.

De acuerdo con la directora de este organismo Erika Torres Navarro, se trata de los puntos ubicados en el DIF centro, DIF Encinar, DIF Ojo Zarco, Agencia Municipal y el Salón Conejos, siendo este último punto ubicado en la calle Nuevo León, del Encinar en donde la noche del domingo ya pernoctaron seis familias.


Explicó que las familias provienen del Colorín y Balastrera, así como la Colonia Lázaro Cárdenas, mismas que llegaron desde las 18:00 horas del domingo 24 de marzo debido a que cuentan con personas discapacitadas y mientras que algunos salieron antes del amanecer para ir a verificar sus viviendas, la mayoría permanece refugiada.

Expuso que debido a que no se ha podido controlar el incendio, los albergues estarán funcionando de manera permanente durante esta situación. «El albergue va a seguir habilitado hasta que se tenga otra indicación, sabemos que algunas personas se fueron con sus familiares de zona baja, contamos con los insumos suficientes para atenderlos».


De igual forma, elementos de la secretaria de la Defensa Nacional, quienes forman parte del Plan DN-III-E, arribaron la noche del domingo para apoyar en este albergue.

Finalmente, la directora del DIF Municipal expuso que la evacuación llevada a cabo la noche del domingo fue de manera precautoria, debido a la condición de las personas, pues entre ellos hay discapacitados y adultos mayores.


Teme población por incendio; “tenemos miedo de que sea como hace 22 años”: Habitante refugiada
Por su parte la señora Elpidia Méndez, habitante de la colonia Lázaro Cárdenas, quien se encuentra refugiada en este lugar en compañía de su mamá” Lolita”, su hija con discapacidad y su nieto de 7 años, dijo que temen volver a vivir la situación de hace 22 años cuando explotaron los ductos de Pemex a causa de una barrancada, detallando que su humilde vivienda es de madera y techo de lámina, por lo que al correr peligro opta por dejar sus pertenecías y resguardar a su familia.