* El hijo de la afectada explicó que su madre fue intervenida cuando ya no había posibilidad de hacer nada, debido a que su cirugía fue programada semanas después

* Señala que el cáncer ya invadió sus pulmones y ovarios

* Refirió que se ha acercado a las autoridades de la institución para exponer el caso, pero nadie ha hecho nada al respecto

 

Yazmín Hernández

Xalapa, Ver., 13 de marzo del 2024.- En un llamado prácticamente desesperado, un joven busca el apoyo de las autoridades de la delegación del IMSS para que su mamá, Yesica Barroso, sea trasladada al IMSS Veracruz.

Yesica, docente de primaria, fue diagnosticada con cáncer de endometrio el pasado mes de agosto. Ahora, presenta insuficiencia renal y se encuentra en estado grave, sin recibir la atención médica especializada que necesita.

Axel Romero, su hijo, explicó que el tratamiento se ha prolongado debido a que, aunque necesitaba una operación, fue intervenida cuando ya no había posibilidad de hacer nada.

«La operaron semanas después, cuando ya no había nada que hacer. Solo la abrieron y luego la volvieron a cerrar porque el cáncer ya había invadido sus pulmones y ovarios. Actualmente, solo está recibiendo quimioterapias paliativas, y ni siquiera aquí en el IMSS».

Romero mencionó que actualmente su mamá recibe quimioterapias paliativas, las cuales tienen que ser realizadas de manera particular debido a la falta de espacio en el seguro social. «Tenemos que pagar más de 12 mil pesos por cada sesión cada 20 días».

Refirió que se ha acercado a las autoridades de la institución para exponer el caso, pero nadie ha hecho nada al respecto.

Acusó que, debido a las largas citas de espera (de hasta 2 meses), el cáncer ha avanzado y ahora su madre tiene insuficiencia renal. Llevan 3 días esperando que llegue un especialista y la envíen a Veracruz, pero aún no ha sucedido.

El joven reconoció que la atención de las enfermeras es excelente, pero la corrupción y la negligencia no son culpa del personal operativo, sino del administrativo.

«Los doctores hacen lo que pueden con lo que tienen. Está más que claro que el IMSS solo atiende de manera pronta a personas que tienen alguna recomendación o influencias, y a los trabajadores que pagan mes con mes sus derechos para la salud, los dejan morir».