• Aseguran ya hay por lo menos 40 denuncias de maltrato infantil en contra de personal docente

Manuela V. Carmona/ corresponsal en Orizaba y municipios de las Altas Montañas

Orizaba, Ver., 12 de marzo de 2024.– Al asegurar que suman por lo menos 40 denuncias por los presuntos delitos de maltrato infantil físico y psicológico, contra el personal docente del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) “Abejitas» y el preescolar Jaime Torres Bodet, padres de familia han solicitado a las autoridades educativas el cierre de este lugar, así como el retiro de la Clave de trabajo.

En entrevista los padres explicaron que luego de que hace 10 días se dieran a conocer algunos de los abusos, se han sumado denuncias de los niños quienes aseguran recibían castigos como jalones de cabello al pasar el cepillo, hematomas en la cabeza, colocaciones de cinta adhesiva y los propios calcetines en la boca para que guardaran silencio, además de que eran amarrados en las sillas y periqueras o incluyendo llevarlos a un cuarto oscuro en represión.

“Los han castigado amarrándolos de las sillas a las sillas. En sus labios e incluso nuestro niño manifestó que le quitan los calcetines y se los meten en la boca, eso es injusticia y eso merece ser castigado conforme a la ley”.

Ante ello, dijeron que no pueden permitir que el Cendi siga trabajando pues no se ha garantizado la seguridad de los menores que ahí acuden, por lo que solicitaron a las autoridades de la SEV e incluso al Gobernador del estado a que tome cartas en el asunto.

“Ellos nos manipulaban también a nosotros, ellas abusaban de todo esto. ¿Por qué? Porque no es de ahorita porque llevan años haciéndolo porque como le digo a la dueña, entonces esa orden ¿de quién venía? era por parte de las maestras, porque no nada más es una maestra de preescolar de primero, también están saliendo casos de niños de segundo, de tercero, la dueña no se dio, la directora, la psicóloga ¿de verdad?”.

Expusieron que la mayoría de los niños de diversos grados están mostrando conductas de daño psicológico, “Ellos nos aíslan, ahora comprendemos que esto era modus operando, ellas nos estaban limitando, nos apartaban, no había grupos de WhatsApp, no había comunicación con las maestras, ¿por qué? Porque ellas lo callaban siempre decían, hay un protocolo que seguir, ¿cuál era el protocolo?”

Finalmente reiteraron la petición del cierre de este lugar para que no siga afectando a los menores.

«Exigimos el cese de las maestras, de todas y también la investigación de todas las que han pasado y que jamás vuelvan a dar clases esas maestras, porque llevan 17 años trabajando en esta escuela y eso quiere decir que, durante 17 años han hecho lo mismo exigimos Gobernador que nos escuche, al Delegado Anzures, al Secretario de Educación, los niños no se tocan así lo dijiste Cuitláhuac ahora nos cumples y que cancelen la clave de esta escuela Jaime Torres Bodet y CENDI Abejitas, no queremos más niños lastimados no queremos más niños violentados».