Manuela V. Carmona/ corresponsal en Orizaba y municipios de las Altas Montañas

Camerino Z. Mendoza, Ver., 19 de febrero de 2024- En el ultimo año, se ha observado la presencia de un 10 por ciento más de tumores sólidos en comparación en otros años en cuanto a tipos de cáncer infantil, expuso el médico oncólogo pediatra, Víctor Hugo Cabrera.

En entrevista, explicó que el cáncer infantil incluye un gran número de enfermedades, que tienen un denominador común, es decir se originan a partir del crecimiento anormal de una sola célula o de un grupo de ellas, que poseen la capacidad de invadir tanto los órganos vecinos como los órganos alejados y en general los tipos más frecuentes de cáncer en la infancia son las enfermedades hematológicas es decir las leucemias y linfomas, mismas que han disminuido y los tumores sólidos que son los que van a la alza.

Expuso que lamentablemente, la alimentación y otros factores son decisivos en estos padecimientos y ante los hábitos que se mantienen actualmente, los padres de familia deben monitorear cualquier síntoma anormal en los menores de entre 6 y 17 años.

Entre estos síntomas de alerta, expuso se encuentran, los picos febriles, la aparición de nódulos, tumores, así como la presencia continua de dolores de cabeza, de huesos, la palidez, hemorragias, entre otros.

Reiteró que, entre los factores de riesgo de los menores, se encuentra la predisposición genética, la exposición constante a radiaciones, a los derivados de gasolinas, benceno, la ingesta constante de alimentos embutidos como salchichas, jamones, carnes ahumadas y carbonizado y alimentos caducados.

Finalmente informó que actualmente en el estado se tiene una taza de supervivencia del 57 por ciento, ante lo cual es decisivo el tratamiento temprano, pues cuanto antes se inicie con él, más posibilidades tendrá el menor de lograr superar esta enfermedad.

Es importante mencionar que algunos tumores son benignos y por tanto no cancerosos, mientras que, en otros, las células son muy agresivas originando tumores sólidos malignos y los más habituales en niños son, los tumores del sistema nervioso central; el Neuroblastoma; el tumor de Wilms; el retinoblastoma y el Rabdomiosarcoma, así como el Osteosarcoma y el Sarcoma de Ewing.