* Rememorando los mejores momentos en la carrera de la actriz yugoslava Sasha Montenegro quién falleció a causa de un derrame cerebral, esta la historia que generó polémica aún en la actualidad

 

INFOBAE

 

Rememorando los mejores momentos en la carrera de la actriz yugoslava Sasha Montenegro quién falleció a causa de un derrame cerebral, esta la historia que generó polémica aún en la actualidad, que fue la polémica relación presidencial que tuvo con un expresidente de México.

La relación entre Sasha Montenegro y el ex presidente de México, José López Portillo, inició en España en 1984, en un encuentro casual que derivó en una polémica unión, dada la situación matrimonial previa de López Portillo.

Montenegro en un relato detalló que allá1984, durante una gira con la obra Nunca en domingo, en un break que ella se tomó coincidió con López Portillo en Sevilla, Montenegro mencionó que él se acercó primero a ella, aunque la misma actriz detalló en una entrevista con Gustavo Adolfo Infante que su relación no fue amor a primera vista.

Lo que a ella le llamó la atención de él fue que era un hombre muy impactante, con un porte que hacía cambiar a todos la actitud hacia él,un “señorón”. Con una gran personalidad y cultura, un hombre encantador.

Dando inicio a un vínculo amoroso que eventualmente condujo a dos hijos, Nabila (1985) y Alexander (1987), y a un matrimonio civil en 1991, formalizado por la iglesia en junio del 2000.

El romance tomó un giro público y controvertido cuando se reveló la situación conyugal de López Portillo, quien aún estaba casado con Carmen Romano, con quien tenía tres hijos. Su divorcio se formalizó hasta 1991, años después del nacimiento de los hijos de Montenegro. La relación estuvo marcada por la admiración mutua, destacando Montenegro el encanto y cultura del exmandatario, aspectos que inicialmente la conquistaron.

Posteriormente, la pareja enfrentó desafíos significativos, incluido un deterioro en la salud de López Portillo, quien sufrió un infarto cerebral en 1999. Las dificultades se incrementaron con disputas familiares que culminaron en un proceso de divorcio iniciado por la familia de López Portillo contra Montenegro, quien finalmente resultó victoriosa en el juicio. A pesar de ello, López Portillo falleció en 2004, lejos de Montenegro, quien fue reconocida como su viuda legítima, aunque sin recibir herencia, según ella misma relató.

En los años recientes, Montenegro ha optado por una vida alejada del ojo público, dedicándose a sus hijos y a la gestión de negocios privados, buscando una existencia pacífica y retirada de las controversias anteriores. Este retiro sigue siendo un tema de interés, dada su prominente historia con una figura política notable de México.

La relación amorosa entre la actriz Sasha Montenegro y el expresidente mexicano José López Portillo, marcó una de las historias de amor más comentadas dentro de la esfera política y del espectáculo en México. Este vínculo no solo capturó el interés del público sino que también tuvo implicaciones en la cultura y política de la época.

Sasha Montenegro, originaria de Yugoslavia pero consolidada profesionalmente en México, comenzó a frecuentar círculos cercanos al poder político, donde eventualmente se encontró y estableció una conexión con José López Portillo, quien gobernó México de 1976 a 1982. La singularidad de su encuentro y el romance subsiguiente resaltan por el cruce de dos mundos: el cine y la política, generando no solo curiosidad sino amplio debate y cobertura mediática.

Su primera boda se realizó luego de que el expresidente terminará el vinculo con su primera esposa a principios de los 90´s, aunque en 2000 cuatro años antes de que el ex mandatario falleciera celebraron la boda religiosa, la cuál estuvo llena de múltiples lujos pero fue muy personal.