* Señaló que la seguridad para la visita de AMLO en Río Blanco estará en manos del Estado Mayor

 

Manuela V. Carmona/ corresponsal en Orizaba y municipios de las Altas Montañas

Río Blanco, Ver., 05 de enero del 2024.- Al asegurar que el Gobierno Federal siempre ha apoyado al estado de Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo que la petición que se hará en la próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador será el agilizar los trabajos en la ex caseta de Fortín debido a que está generando un serio problema de caos vial.

“Agradecerle todo el apoyo que siempre nos ha dado la federación, el haber retirado la caseta de Fortín por ejemplo, un ayuda muy grande, esperemos pronto ya que termine los trabajos, ahí eso sí lo pedimos que los apure un poco, porque ya llevan un gran rato”.

Entrevistado a su salida al encabezar la Mesa para la Reconstrucción de la Paz y la Seguridad en el municipio de Río Blanco dijo que también se ultimaron los detalles para el operativo de la vista de AMLO el próximo domingo 7 de enero, en el marco de la conmemoración del inicio de la lucha obrera.

«Siempre hemos tenido el apoyo de la Federación y queremos agradecerle al presidente el apoyo que siempre ha dado a Veracruz, recuerden que el hecho de que se está llevando al cabo uno de los grandes proyectos del gobierno del presidente aquí en Veracruz nos levanta en muchos aspectos».

Agregó que el tema de la seguridad en el evento está garantizada por parte del estado, dijo que la seguridad personal del Presidente de la Republica, estará en manos del Estado Mayor, “Siempre hemos estado atentos a eso, queda en manos de presidencia esos temas de seguridad alrededor del presidente pero recuerden que el presidente no usa ya el Estado Mayor en esas cosas, entonces es un presidente que a ras de piso camina, llega, platica con la gente, hace el evento y a nosotros nos da mucho gusto que en esta ocasión venga a este acto tan importante y que estemos atentos al mensaje que va a dar, tendrá oportunidad de dirigir algunas “.

Cuestionado sobre petición que le hicieran seis ediles de Ixtaczoquitlán a través de una carta pública, para que intervenga en este municipio, ya que la situación ha alcanzado «un punto grave», en donde incluso han recibido amenazas de muerte e intimidaciones tanto ellos como líderes sociales, el Gobernador, guardó silencio.