* El terremoto se produjo en la península de Noto, en la prefectura de Ishikawa, a escasa profundidad y con una intensidad de 7 en la escalada japonesa cerrada de 7 que se centra en la capacidad destructiva de los temblores

 

EL UNIVERSAL

 

Las autoridades japonesas activaron hoy una alerta de tsunami advirtiendo de olas de hasta cinco metros en prácticamente todo su litoral occidental tras un fuerte terremoto de 7.4 grados ocurrido en la prefectura de Ishikawa, en el centro de la isla de Honshu, la principal del país, frente a la costa del mar de Japón.

Las primeras olas, con una altura de 1.20 metros aproximadamente han llegado ya a la ciudad de Wajima, unos 500 kilómetros al oeste de Tokio en torno a las 16:21 hora local (7:21 GMT), según informó la cadena de radiotelevisión pública NHK, que activó la programación de emergencia, con los presentadores instando a gritos a la población a que se alejen de las costas y busquen cobijo en terreno eleveado.

El terremoto se produjo en la península de Noto, en la prefectura de Ishikawa, a las 16:10 (7:10 GMT) a escasa profundidad y con una intensidad de 7 en la escalada japonesa cerrada de 7 que se centra en la capacidad destructiva de los temblores.

En torno a las 16:40 (7:40 GMT) la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) notificó que se había producido una fuerte réplica del temblor en Ishikawa.

Las primeras olas de tsunami golpean Japón, anuncia la agencia meteorológica

Las autoridades han advertido que a estas primeras olas les pueden seguir otras de mucha mayor altura.

Otras localidades de las prefectuas de Ishikawa o Niigata han reportado ya subidas de la marea de entre 540 y 80 centímetros.

La JMA ha activado la alerta para olas de hasta cinco metros de altura en la prefectura de Ishikawa y para olas de hasta tres metros para las prefecturas de Fukui, Toyama, Hyogo, Niigata y Yamagata, y también ha implementado una alerta general de tsunami para toda la costa occidental de la islas de Honshu y Hokkaido y el norte de la isla de Kyushu.

La empresa Tokyo Electric Power (TEPCO) informó que está revisando el estado de su central nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, en la prefectura de Niigata, que es la mayor del mundo por capacidad de generación pero que permanece desactivada desde 2011, cuando un fuerte terremoto y tsunami golpearon el noreste del país dejando más de 20 mil muertos y deparando el accidente atómico de Fukushima.

Por su parte, el diario económico Nikkei informó que se han suspendido los servicios ferroviarios en el noreste del país y en el centro y norte del litoral occidental.

La oficina del primer ministro nipón, Fumio Kishida, ha convocado un gabinete de crisis para gestionar la situación.