A lo largo del siglo pasado Veracruz fue bastión del Partido Revolucionario Institucional. De hecho, a mediados de siglo, México tuvo dos presidentes del PRI y veracruzanos, Miguel Alemán y Ruiz Cortínez.

Pero los tiempos cambian, el tricolor a traviesa por una crisis que muchos juzgan terminal. Los priistas emigran a partidos que los cobijen. El PRI se hizo tan chiquito en Veracruz que ya no tiene ni fracción en el Congreso local. Ver para creer.

La estampida ocurre cuando está por definirse el nombre del candidato de la oposición para el gobierno del estado, lo que puede ocurrir en las próximas horas.

¿Qué harán en el caso, remoto es cierto, de que una coalición en la que esté el PRI gane la elección? . Es una suposición. ¿Pedirán su regreso, dirán que lo pensaron mejor y están arrepentidos? ¿Dejarán la política y se dedicarán a vender volovanes? Escribe Pepe Grillo en La Crónica de Hoy.