excelsior.com

La Corte del Distrito Este de Nueva York, Estados Unidos, rechazó la apelación de Joaquín, El Chapo, Guzmán para revisar el fallo que lo condenó a cadena perpetua en 2019.

El Chapo Guzmán, quien durante años lideró el poderoso cártel de Sinaloa al que se le atribuyen miles de muertes en México, presentó peticiones de ‘habeas corpus‘, es decir, demandas civiles utilizadas para evaluar si un encarcelamiento es legal, y pidió representación legal en esta apelación.

 

«Este fue quizás el proceso penal más notorio de la década, y los cargos por los cuales el peticionario fue condenado bien podrían haber resultado en la pena de muerte si no hubiera sido por los términos de su extradición», dijo el juez Brian Cogan, del Distrito Este de Nueva York, en el dictamen que desestimó la petición.

El fallo rechaza los argumentos de que la defensa de Joaquín Guzmán no exploró suficientemente un acuerdo de culpabilidad y cita evidencia confidencial que sugiere que El Chapo todavía controla hasta miles de millones de dólares en activos, incluso aunque no están a su nombre.

Cogan, quien también presidió el juicio y la condena de Guzmán en 2019, rechazó la solicitud de asesoría legal, diciendo que el condenado ya contaba con la ayuda de Mariel Colón Mir, una abogada que en los últimos años ha representado al capo narcotraficante y a su esposa.

El juez también cuestionó de dónde había obtenido Joaquín Guzmán los fondos para pagar a sus abogados y por qué su esposa, Emma Coronel, liberada de prisión en septiembre, no ha tenido acceso a sus bienes.

El Chapo Guzmán pasa 23 horas del día en aislamiento

El Chapo Guzmán, de 66 años, fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión de Colorado conocida como el «Alcatraz de las Montañas Rocosas», donde los presos están en régimen de aislamiento durante 23 horas al día.

Después de escapar dos veces de prisiones de máxima seguridad en México, incluso en un túnel de kilómetro y medio de largo desde su celda, Guzmán fue deportado en 2017 a Estados Unidos y condenado por cargos de tráfico de drogas en 2019.

El cartel de Sinaloa de Guzmán sigue siendo una de las dos organizaciones criminales más poderosas del país, junto con su principal rival, el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).