excelsior.com

La Casa Blanca dio a conocer que durante la conversación que tuvo ayer el presidente Joe Biden con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le informó que enviará en los próximos días una delegación de funcionarios encabezados por el secretario de Estado, Antony Blinken, para acordar nuevas acciones que permitan gestionar los flujos migratorios, y con ello, reabrir los tres puertos fronterizos que se encuentran cerrados temporalmente debido a la presencia de migrantes.

Señaló que esta respuesta debe atender los compromisos signados en la Declaración de Los Ángeles para la Migración y la Protección anunciada por Biden en junio de 2022.

“Los presidentes (Biden) y López Obrador estuvieron de acuerdo en que se necesitan urgentemente medidas coercitivas adicionales para que se puedan reabrir los puertos de entrada clave a través de nuestra frontera compartida”.

La delegación de funcionarios estadunidenses está compuesta, además del secretario de Estado, por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Liz Sherwood-Randall.

Todos ellos tendrán una reunión antes de que concluya el año con López Obrador y sus colaboradores en el tema.

Empresarios y comunidades de ambos lados de la frontera han manifestado su preocupación por los cierres temporales de tres garitas que en esta época del año reciben el mayor número de cruces, pero que también ahora tienen una alta presencia de migrantes.

Se trata de los puentes ubicados en Piedras Negras-Eagle Pass I (Coahuila-Texas), cerrado desde el 27 de noviembre; el de Sonoyta-Lukeville (Sonora-Arizona), desde el 4 de diciembre, y el cruce peatonal denominado PedWest en El Chaparral-San Ysidro (Baja California-California), cerrado desde el 9 de diciembre pasado.