* Con su renuncia el Revolucionario Institucional se queda sin bancada en el Congreso de Veracruz

* Dijo que Alejandro Moreno Cárdenas «Alito» es el verdadero enemigo político y el esquirol que se ha encargado de desmantelar al partido tricolor

 

María de los Ángeles Montes Gómez/corresponsal en la zona conurbada

Boca del Río, Ver., 20 de diciembre del 2023.– La diputada local, Anilú Ingram Vallines, anunció este miércoles por la tarde su renuncia al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su adición en conjunto con el Grupo Veracruz, a la Alianza Progresista, organización que en días pasados expresó su apoyo a Claudia Sheinbaum.

En rueda de prensa, Anilú Ingram, acusó a Alejandro Moreno Cárdenas «Alito» de ser el verdadero enemigo político y el esquirol que se ha encargado de desmantelar al PRI.

“He presentado mi renuncia a mi militancia porque en el PRI de Alito, ¡yo no me quedo! En un acto de conciencia, congruencia y amor a mi estado, no podía quedarme a ser cómplice por omisión, del secuestro de una institución política que sí sirvió a México por casi un siglo, pero que hoy solo sirve a los intereses más oscuros, los caprichos de un hombre sin escrúpulos, los acuerdos debajo de la mesa y el hambre de poder de un grupo que nada ve por el bien común”, sentenció en conferencia de prensa celebrada en un hotel de Boca del Río en la que estuvo acompañada por el actual alcalde de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava y el exgobernador de Oaxaca, Alejandro Murat.

La diputada local, recordó sus 20 años de trayectoria política en el PRI, partido donde encontró la oportunidad de servir a los veracruzanos, sin embargo, afirmó que actualmente de ese partido ya no queda nada, pues en el «PRI de Alito» ya no tiene cabida.

“Alito pasará a la historia como el hombre que logró lo que hasta hace poco parecía imposible: logró perder la mayoría de las gubernaturas que teníamos, una se salvó y otra se ganó, pero no por él; logró que casi todos los gobernadores que concluyeron su encargo abandonaran su militancia; logró que cientos de militantes distinguidos se sintieran desplazados; logró salirse con la suya al crear una narrativa de una nueva clase política priista; y sí, una nueva clase política integrada por 2 veintenas de personas, que administran desde hace 4 años las derrotas del PRI”, detalló.

Anilú Ingram, también dio a conocer la suma de expresidentes del partido, exalcaldes y exdiputados federales y locales, así como ediles en funciones y estructura territorial a la Alianza Progresista presentada esta semana en la Ciudad de México.

“En esta primera renuncia somos más 800 veracruzanas y veracruzanos, representativos de la toda la entidad, desde Pánuco hasta Las Choapas: su servidora, diputada local, pero también hay ediles, figuras de peso en la política veracruzana y, por supuesto, iguales de importante, estructura. A todos nos unen varios puntos.

Uno: no podíamos ya seguir en el PRI de Alito.

Dos: todas y todos estamos convencidos de que el servicio público, va más allá de un partido, es una convicción y una forma de vida.

Tres: nos une la lealtad, el trabajo para y por la gente y las luchas por el bien de la ciudadanía”, puntualizó.

Cuestionada sobre sí se unirá a las filas de Morena, rechazó que esa sea su intención y aclaró que seguirá como diputada independiente y que su apoyo es a las candidaturas de Claudia Sheinbaum para la presidencia de México y Rocío Nahle para la gubernatura de Veracruz, ya que afirmó es «tiempo de las mujeres».

“Lo he dicho no de ahora, sino siempre: es momento de las mujeres”, finalizó.