Excélsior

Ucrania, 13 de mayo de 2022.- Un tribunal ucraniano realizó el viernes una audiencia preliminar en el primer juicio por crímenes de guerra derivado de la invasión rusa que empezó el 24 de febrero, tras acusar a un soldado ruso capturado del asesinato de un civil de 62 años.

El caso tiene una enorme importancia simbólica para Ucrania. El Gobierno de Kiev ha acusado a Rusia de atrocidades y brutalidad contra los civiles durante la invasión y ha dicho que ha identificado más de 10.000 posibles crímenes de guerra.

Rusia ha negado haber atacado a civiles o haber participado en crímenes de guerra y ha acusado a Kiev de crear escenarios para desprestigiar a sus fuerzas. El Kremlin dijo a los periodistas el viernes que no tenía información sobre un juicio por crímenes de guerra.

El acusado dijo al tribunal que era Vadim Shishimarin, nacido en la región rusa de Irkutsk, y confirmó que era un militar ruso en una breve audiencia preliminar. El tribunal volverá a reunirse el 18 de mayo, dijo el juez.

En una fecha posterior, el acusado comunicará al tribunal si niega o no la acusación, dijo su abogado Viktor Ovsyannikov.

Con la cabeza afeitada y aspecto asustado, Shishimarin llevaba una sudadera informal con capucha azul y gris y fue conducido a la sala por la policía a una cabina de cristal para los acusados.

Si es declarado culpable, se enfrenta a una pena de cadena perpetua por el asesinato cometido el 28 de febrero en la localidad ucraniana de Chupakhivka, al este de la capital, Kiev.

La fiscalía general ucraniana dijo que el acusado era un comandante de tanques de 21 años de la división de tanques Kantemirovskaya de la región de Moscú. El fiscal general había publicado una fotografía suya antes de la vista.

Las ruedas de la justicia han empezado a girar y este proceso dará resultados», escribió la fiscal general Irina Venediktova en Twitter el viernes.

HECHOS

En un comunicado previo a la audiencia, la fiscalía general dijo que el soldado y otros cuatro militares rusos dispararon y robaron un coche de propiedad privada para escapar después de que su columna fuera blanco de las fuerzas ucranianas.

El comunicado dice que los soldados rusos se adentraron en el pueblo de Chupakhivka, donde vieron a un residente desarmado montando en bicicleta y hablando por teléfono.

El comunicado dice que otro militar ordenó al acusado que matara al civil para evitar que informara de la presencia de los rusos y que disparó varios tiros a través de la ventana abierta del coche con un rifle de asalto a la cabeza del civil, que murió en el acto.

SE ESPERAN MUCHOS MÁS CASOS

En el juzgado, Shishimarin fue interrogado por un juez que se dirigió a él en ucraniano y en ruso. Le acompañaba un intérprete. Reuters no pudo ponerse en contacto con él ni con su representante legal para que hicieran comentarios antes de la vista.