Los jugadores de casino actuales ya no se conforman únicamente con un lugar con licencia para jugar, sino que quieren un sitio que les provea esta experiencia y a su vez les dé la posibilidad de hacerlo libremente cuando y donde quieran.

Todo esto que mencionamos evidentemente está influenciado por su pasión por el juego, pero a nuestro juicio no es la única razón de peso en esta manera de pensar, sino que también tiene un argumento importante el arraigo que hoy día tenemos con nuestros dispositivos móviles. Para algunos  esto no tiene sentido porque afirman que las pantallas más pequeñas nunca podrán ofrecer la misma experiencia inmersiva que el juego en ordenadores, para otros están equivocados, así que nos hemos dado a la tarea de debatir este tema de tendencia.

El auge del juego móvil 

Entre las pequeñas cosas que aprecian los usuarios de internet en el mundo en la actualidad están la comodidad, la rapidez y la facilidad de acceso, y eso a pesar de estar disponible tanto en el juego móvil como en el juego de ordenador, tiene una mayor fluidez y facilidad en el primero de ellos. Desde tener citas hasta pedir un Uber o aprovechar las oportunidades de juego de los casinos móviles, no hay nada que los smartphones no puedan hacer. Y la mayoría de la gente está más que dispuesta a aprovecharlo al máximo.

Según una investigación reciente, más de la mitad de los internautas españoles acceden a material en sus dispositivos, mientras que alrededor del cuarenta y cinco por ciento sigue utilizando ordenadores de sobremesa. Se espera que esta brecha entre ambas modalidades siga creciendo en los próximos años y que los dispositivos móviles tomen el control total de la situación por razones como:

  • Los casinos en línea están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, independientemente de la ubicación del jugador;
  • Se adecuan más con los métodos de pago digitales como Apple Pay;
  • Los casinos en línea suelen recompensar a sus jugadores desde dispositivos móviles con recompensas exclusivas;
  • La calidad de los juegos de casino modernos no disminuye con el tamaño de la pantalla, cualquier afirmación contraria a esto no es más que un mito de aquellos que están reacios al cambio;
  • Jugar a juegos de casino en dispositivos pequeños es tan fácil como disfrutarlos en un ordenador de sobremesa.

La nueva era de la tecnología 

Algo importante a tener en cuenta es que para que este cambio se fuera dando de forma paulatina, las empresas de dispositivos móviles y los casinos debieron dar un paso al frente que respondiera a las necesidades de los usuarios. Recordemos que en la primera era de los smartphones los sitios eran lentos, no respondían y consumían datos de una manera que se podría considerar problemática.

Los sitios y aplicaciones de juego modernos son ligeros, pero ofrecen todo el repertorio de un casino. Además, estos sitios son fáciles de usar e instalar (si es necesario), por lo que incluso los jugadores que no tienen ni idea de tecnología pueden disfrutar jugando sobre la marcha.

Esta facilidad de la que hablamos es tal que el acceso a casinos en línea desde smartphones requiere a lo sumo de cinco toques en la pantalla y pocos segundos. En la actualidad estos sitios tienen una gran base de su mercado en usuarios con dispositivos iOS y Android, pero con accesibilidad para usuarios de todos los sistemas operativos, ofreciendo siempre una experiencia de primera y la máxima comodidad sin ningún esfuerzo.

Experiencia de usuario con campanas y silbatos 

Una vez que los jugadores entran en la plataforma de juego online de casino, sus expectativas se ponen a prueba, ya que no es lo mismo acceder a los juegos en un teléfono móvil que disfrutar del juego.

Aquí es donde los casinos deben trabajar para que los jugadores se mantengan interesados, por lo que los casinos deben asegurarse de que el sitio (o la aplicación) sea intuitivo, no tenga errores y esté repleto de funciones ingeniosas.

Unas categorías de juego bien desarrolladas, menús de juego, barras de búsqueda y cajeros son la base sobre la que se construye todo lo demás. Actualmente, cuando en términos de rendimiento, jugabilidad y calidad de juegos el uso desde dispositivos es igual o mejor a la versión de ordenador, los jugadores no tienen por qué dudar. Mientras sigan apostando de forma responsable y jueguen con marcas seguras, la experiencia global no hará sino mejorar.