• Comunidad exige atención a las autoridades

De la Redacción

Huiloapan, Ver., Ver., 03 de julio de 2024.- Habitantes de la congregación de San Cristóbal del municipio de Huiloapan, hicieron un llamado a la alcaldesa Lizeth Méndez Rosas, para dotarlos de apoyo, ya que, desde el inicio de la temporada de lluvias, han sufrido los embates que dejan las barrancadas de materiales pétreos que se generan en el cerro de la localidad y que ha dejado las calles y viviendas bajo el lodo.

Recordaron que desde el pasado 19 de junio se presentó una fuerte lluvia que generó anegamientos y obstrucción de vialidad en la calle Emiliano Zapata de la congregación en donde también se ubicaron al menos cinco viviendas con afectaciones en las Privadas 4 y 5, mientras que en al menos 80 metros de la vialidad se tenia una cubierta de lodo de entre 20 y 30 centímetros; materiales que provenían del cerro de San Cristóbal, que fue devastado semanas anteriores por los incendios.

Expusieron que, aunque en esa ocasión a través de Protección Civil Municipal les hicieron llegar un apoyo, este no fue suficiente ya que se limitó a una despensa y una cantidad de dinero, sin embargo, las lluvias han continuado presentes y con ellos los recurrentes deslaves que traen consigo tierra, piedra y lodos.


Informaron que nuevamente la noche del martes, las torrenciales lluvias trajeron deslizamientos de lodos, que anegaron las calles y a pesar de que se hizo el llamado de apoyo a las autoridades municipales, están brillaron por su ausencia, por lo que ante la necesidad se cooperaron entre vecinos para rentar una retroexcavadora que limpiara la calle, pues habían quedado incomunicados.

Ante la necesidad de ampliar el horario de trabajo y la falta de recursos, una empresa local, apoyo con el pago de dos horas más de la renta de la maquinaria pesada, permitiendo con ello que ya entrada la madrugada se lograra limpiar el acceso a esta congregación.

Mientras tanto, los afectados hicieron el llamado el llamado a las autoridades municipales para que volteen a verlos, pues si bien reconocen que la problemática en la cabecera municipal ocurrida el pasado domingo es mayúscula, en esta zona también se tienen necesidades y se trata de gente humilde que no cuenta con los recursos económicos para solventar las limpiezas de las calles, en cada lluvia.