* El agraviado señaló que el Almirante Raúl Pérez Vázquez no está respetando lo estipulado dentro del Reglamento General de Deberes Navales y excede sus atribuciones

 

Sergio Aldazaba

Veracruz, Ver., 16 de mayo del 2024.- Un elemento de la Secretaría de Marina Armada de México realizó una denuncia que llegó hasta un litigio en contra del almirante Raúl Pérez Vázquez, comandante de la Tercera Región Naval, con sede en Veracruz.

De acuerdo a información del periódico Reforma, el señalado ha presionado y acosado laboralmente al personal subordinado, por lo que uno de ellos decidió alzar la voz para ponerle un alto a los abusos.

El capitán de navío Andrés Rosas López es quien inició el proceso legal en el Juzgado Sexto de Distrito de Veracruz con sede en Boca del Río para evitar que lo cambien de su lugar de trabajo.

Señaló que Pérez Vázquez lo ha intentado obligar a ceder, pero en su denuncia expuso que su esposa M.E.H.L. se encuentra en un estado crítico de salud, por lo que se lo hizo saber a sus superiores.

Sin embargo, estos no han tomado en cuenta este hecho para intentar moverlo a otro estado, lo cual Rosas López considera una contradicción a lo dicho por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, el pasado 21 de abril, durante el 110 aniversario de la Defensa del Puerto de Veracruz.

“Que sus mejores armas sean el conocimiento, el bien y la decisión de ser buenas personas y excelsos hijos de la patria, siempre con su actuar basado en la honestidad, en la justicia, en el respeto de los derechos humanos y, por supuesto, con un inquebrantable amor a México”, señaló Ojeda en aquella ocasión.

En su denuncia, el agraviado señaló que el almirante no está respetando lo estipulado dentro del Reglamento General de Deberes Navales y excede sus atribuciones.

“Por las características de sus funciones (los almirantes), que incluyen la coordinación de actividades complejas, el cumplimiento de misiones de importancia y el ejercicio de amplias prerrogativas, deberán extremar su responsabilidad, la prudencia en el uso de sus atribuciones y el equilibrio y firmeza en sus resoluciones, siendo así ejemplo para sus subordinados y exponentes ante la sociedad del prestigio de la Armada”, señala el artículo 118 de dicho reglamento.