* Sin cabeza, sin brazo o sin piernas son parte de los desperfectos que tiene la imagen

Yazmín Hernández

Xalapa, Ver., 21 de enero de 2024.- En vísperas de las festividades de La Candelaria, muchas familias católicas optan por la restauración en lugar de la compra de un Niño Dios nuevo.

Durante estas fechas, restauradores del mercado Jáuregui en Xalapa reciben figuras sin cabeza, nariz, piernas o brazos.

Lourdes Romero, restauradora del mercado Jáuregui ubicado en el centro histórico de Xalapa, recordó que la mayoría de las familias que mantienen viva la tradición del levantamiento del Niño Dios prefieren preservar su figura en lugar de comprar una nueva, ya que posee un valor sentimental o forma parte del legado familiar.

Mencionó que el costo y el tiempo de la reparación de la imagen varían, ya que dependen de la afectación, tipo de pintura y otros aditamentos.

«El proceso es un poco largo y se debe realizar con calma, además de permitir que la figura repose. La restauración tarda algunos días porque hay que pintar y pulir; es un proceso que se realiza con mucha calma».

Para poder restaurar, las familias deberán dejar su Niño Dios hasta con 8 días de anticipación.