La parte técnica es que no se hizo la preparación que requería la aplicación del examen Pisa en México, como la selección de la muestra de alumnos que afrontarían la prueba representando a todo el sistema educativo nacional.

Pisa reveló lo mismo graves deficiencias en matemáticas que una más preocupante incapacidad de los estudiantes mexicanos para llevar lo aprendido en la escuela a situaciones simples de la vida cotidiana.

La razón técnica allí está, pero también despierta la duda aquellos comentarios sobre si Pisa era algo pensado para países ricos y no aplicable a nuestra noble pobreza. En fin, un evaluador externo e imparcial parecía muy oportuno luego de un año de clases de distancia.   |   Se destaca en “Pepe Grillo” de La Crónica.