Milenio

Ciudad de México, 26 de septiembre de 2020.- El fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, informó que por primera vez se dictó auto de formal prisión contra un policía federal, esto a pesar de que durante el sexenio pasado se negó rotundamente la participación de otras corporaciones de seguridad diferentes a las policías locales.

De acuerdo con Omar Gómez Trejo, se trata del policía Víctor Manuel Colmenares Campos: “ustedes recordarán que esta persona participó en el escenario del Palacio de Justicia y tomó conocimiento sobre la detención de sus hijos que serían llevados frente al Patrón”.

Gómez Trejo explicó, durante la entrega del informe del caso Ayotzinapa en Palacio Nacional, que este integrante de la policía omitió ejercer su facultad y deber de custodia como lo dictan los ordenamientos legales internacionales.

“Es la primera vez que se vincula por los hechos a un elemento de la Policía Federal, deberán recordarse que por mucho tiempo se negó la participación de otros cuerpos policíacos diversos a los locales en la desaparición de sus hijos”, expresó.

Añadió que entre otros resultados, hay emitidas 70 órdenes de aprehensión por delincuencia organizada y tortura, entre éstas se encuentra la de Tomás Zerón de Lucio, quien actualmente se encuentra prófugo fuera del país, así como 10 órdenes de aprehensión por hechos constitutivos de tortura.

“Ocho de estas personas ya se encuentran privados de su libertad y con auto de formal prisión y sujetos a juicio. La última captura y como fue hecho público y notorio es el caso del señor Carlos Gómez. Arrieta, quien era mando de la Policía Federal ministerial en el tiempo de los hechos de la PGR y participó en la tortura de la víctima Carlos Canto Salgado”, finalizó.