Ya es negocio esta organización.

Sin mayor representatividad y por consecuencia sin un gramo de acercamiento con el electorado, este establecimiento logra su registro como partido político.

De la mano de Héctor Yunes Landa, quien es el poder tras el trono, “TXVER” no aspira a otra cosa que, a ser un partido satélite, una autentica rémora para la democracia veracruzana.

Nada más para que se dé una idea de la podredumbre que ya impera en este negocio sabe quién va como secretaria general, nada más y nada menos que una tal Yolanda Gutiérrez Carlín, sí, la misma dama la cual ha ido dejando una estela de corrupción y porquería, por las distintas dependencias oficiales donde la han ubicado.

El tufo aún se percibe en organismos como CAEV, la Comisión del Agua, en la capital veracruzana, y en Protección Civil estatal.

Gutiérrez Carlín, al igual que su manejador, goza de una pésima fama pública, por eso ahora que figura como segunda de a bordo en este negoció, nada bueno le espera a la democracia veracruzana.

Sobra decir que ambos son muy proclives a la traición, la ingratitud les brota por los poros, son los clásicos que muerden la mano que les mata el hambre.

Y si, como bien dice, la ex funcionaria, no van a vivir del erario público ya que con lo que, se dice, se embolso gracias a los cargos públicos que le regalaron gobiernos priistas, no tendrá necesidad de eso.

Felicidades a este par de auténticos tramoyistas.

PODER JUDICIAL

En días pasados autoridades del Poder Judicial del Estado recorrieron 12 de los 21 distritos judiciales de la entidad, a fin de identificar los terrenos donde serán edificados los centros de Conciliación del nuevo Sistema de Justicia Laboral.

El propósito de esta visita fue el de conocer los espacios disponibles donde serán instauradas las 12 delegaciones, en una primera etapa, para después tener centros en cada distrito.

Cabe recordar que dichas oficinas reemplazarán a las Juntas de Conciliación y Arbitraje, otorgando justicia expedita e imparcial a los trabajadores, mediante tribunales dependientes del Poder Judicial.

Lo que se pretende es que las instalaciones de las delegaciones del Centro de Conciliación y los juzgados laborales se ubiquen en un mismo lugar, de manera que se facilite el acceso a los justiciables.

Bien por la magistrada presidente del Tribunal Superior de Justicia, Sofía Martínez Huerta.