No se confíen y tampoco se trata de ser alarmistas, pero lo peor del coronavirus apenas viene, por eso las recomendaciones son seguir en la medida de lo posible con el aislamiento, la sana distancia y el uso de cubrebocas.