Todo indica que el gobierno de la autodenominada 4T tendrá que demostrar que las escaleras sí se están barriendo de arriba hacia abajo en materia anticorrupción y promoción de la honestidad. El vergonzoso caso del embajador de México en Argentina, Ricardo Valero Recio Becerra, quien fue descubierto, y grabado en video, cuando robaba un libro de una librería de Buenos Aires, tendría que acabar en su cese, incluso con notas de baja deshonrosa. Ayer el propio canciller Marcelo Ebard aseguró que habrá cero tolerancia a la deshonestidad, y que de comprobarse la veracidad de los hechos, el diplomático será separado del cargo. Nos dicen que las evidencias son demoledoras y que la situación de Valero es muy complicada. Sin embargo, aseguran que lo embarazoso del caso podría ser capitalizado por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, para que sea él, personalmente, quien dé a conocer el cese del embajador que, según la información difundida en Argentina, robó un libro con un costo menor a los 200 pesos mexicanos. Nos hacen ver que fue la 4T quien rescató a Valero Recio y aseguran que cuenta con la simpatía del Presidente, lo que podría hacer aún más efectivo el mensaje de que no se tolerará el robo….Se puede leer en “Bajo Reserva” de El Universal.