MARCA

 

Los Chiefs (7-4) se adueñaron de la cima del Oeste de la AFC y conquistaron al público en México al vencer 24-17 a los Chargers (4-7), en el Monday Night Football de la Semana 11 de la NFL. Kansas City aprovechó los descuidos de un errático Philip Rivers, que no tuvo su mejor noche en el Estadio Azteca.

Los angelinos fueron víctimas de sus propios errores: primero Michael Badgley falló un intento de gol de campo de 40 yardas cuando el marcador favorecía a su equipo, y más tarde Philip Rivers inició una nueva noche para el olvido al ser interceptado en cuatro ocasiones.

El segundo descuido de Rivers le costó caro a los Chargers y terminó en las manos de Tyrann Mathieu. En jugada inmediata LeSean McCoy entró a la zona de anotación para el primer touchdown de la noche (7-3), mismo que encaminó la victoria de Kansas City.

Antes de llegar a la primera mitad vinieron tres goles de campo completados, dos para los Chargers y uno para KC, que terminó con ventaja mínima (10-9) en episodios de pocos puntos.

El inicio del tercer cuarto vino acompañado de touchdowns consecutivos para los Chiefs, cortesía de Darrel Williams y un Travis Kelce que encontró la combinación perfecta con Mahomes. Kelce culminó como uno de los mejores de la noche, con 7 recepciones, 92 yardas y el TD mencionado.

En el cierre LA redujo distancias con su primer TD de la noche: Rivers encontró a Keenan Allen y en la conversión Hunter Henry añadió dos más para la causa angelina. Cuando el juego se encontraba 24-17, dos nuevas equivocaciones de Rivers condenaron el resto del partido y dejaron al público mexicano sin tiempos extra.