Mal se ve la diputada local, Ana Miriam Ferráez, justificando que en las escuelas de Veracruz se vendan refrescos de la empresa “Pepsi”. Eso es no defender ni querer a la niñez. Así de simple.