Antorcha Campesina sangró al PRI en los últimos años y gobiernos emanados del instituto tricolor.  Y como buenos mercenarios e ingratos ahora formarán su partido político. La culpa no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre.