Cuando se carecen de argumentos sólidos, preparación académica, oratoria y carrera política, ocurren cosas como la de ayer en el Senado de la República, donde a la senadora del PAN -lamentablemente representante de Veracruz-, Indira de Jesús Rosales San Román, se le ocurrió regalarle un muñeco de peluche del personaje Pinocho al Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño.